Historia

Como consta en sus registros, esta respetable logia simbólica tomó su nombre “Cinco de Junio” del día de su fundación, “en conmemoración a la fecha del triunfo de las ideas liberales contra el oscurantismo”, el año 1920; y con el número 29 trabajó bajo la dependencia de la Gran Logia del Perú junto a las logias Luz del Guayas N° 10 y Oriente Ecuatoriano N° 30 para hacer posible la creación de la Gran Logia de la República del Ecuador.

Ocurrió el día 3 de Junio del año 1920: en el Templo de la Fraternidad, “ubicado en la calle Colón intersección Boyacá # 1820”. A la reunión convocada por el hermano maestro masón Horacio J. Luque, acudieron los hermanos: Augusto Polastri, Francisco Recalde, Jacinto Bravo, Obdulio Velarde M., Miguel Rosales, Olmedo Monteverde y Juan L. Mestre, “para proponer la creación de una nueva Logia con elementos de la Respetable Logia Simbólica “Luz del Guayas N° 10″ y el concurso de otros hermanos residentes en este oriente y que, por razones especiales, no trabajaban”.

Acordando solicitar al H:. Manuel Pérez la Carta de Dispensación, para establecer la nueva Logia el día 5 del mismo mes y año. Contando con la presencia del hermano Manuel Pérez Rosas, Gran Secretario de la Muy Respetable Gran Logia del Perú, Comisionado especial de la Gran Maestría, para conceder Carta de Dispensa para la formación de las nuevas Logias que trabajarán bajo la obediencia de la Gran Logia del Perú, y con el dictamen favorable de la Respetable Logia “Luz del Guayas N° 10”, en la fecha acordada para su creación, se expidió la Carta de Dispensa que regularizó los trabajos de esta Respetable Logia, designando a los HH:. Horacio J. Luque, Augusto Polastri y Francisco Recalde, para que asuman el gobierno ejecutivo de la nueva Logia, en los cargos de Venerable Maestro, Primero y Segundo Vigilantes, respectivamente, para posteriormente recibir de la Gran Logia del Perú, la correspondiente carta constituyente. Habiéndose instalado la Gran Logia del Ecuador, como potencia Masónica, con la venia y reconocimiento de la Gran Logia del Perú, el día 19 de Junio de 1921, en el mismo día concedió cartas constituyentes a las tres logias que las habían formado correspondiéndole a la Respetable Logia Simbólica Cinco de Junio, el número dos (2); así como el número uno (1) a la Respetable Logia Simbólica Luz del Guayas y el número tres (3) a la Respetable Logia Simbólica Oriente Ecuatoriano. Desde aquel 5 de Junio de 1920, hasta la actualidad, este Taller Masónico ha laborado constante y fervientemente, bajo los auspicios de la Muy Respetable Gran Logia de los Antiguos Libres y Aceptados Masones del Ecuador